jueves, 31 de octubre de 2013

PECHUGAS DE POLLO A LA VILLEROY, PASO A PASO, TÉCNICA Y CONSERVACIÓN.

www.cuatroespecias.blogspot.com
                       Foto obtenida de internet, se me estropeó la mia!!!

Hoy os vuelvo a dejar dos recetas, la segunda, mas elaborada, la Ensaimada y otra mucho mas sencilla como son las pechugas de pollo a la Villeroy, que os pongo en primer lugar.


Espero que le saquéis partido a ambas.


Llevan su paso a paso con todo detalle y en la de la Ensaimada, como podréis ver, está bien detallados los ingredientes, tal y como yo los hago.


Las fotos con su paso a paso os guiarán sin dudas a elaborarlas a la perfección y si tenéis alguna duda, me llamáis a la Escuela de Hostelería, donde gustosamente os atenderé: 666.398.798 o bien un correo a la Escuela a info@harinablanca.com.


No me molesta en absoluto, ayudar a quien me lo pida.


Así que ahí vamos con esta receta,
 unas pechugas de pollo cubiertas de bechamel y con su paso a paso.

Os dejo para todos, los datos de su técnica culinaria, de sus variantes y de su conservación.
Espero que os pueda ayudar en algo con esto.

PECHUGAS VILLAROY:

Ingredientes:

-   1 lt. De caldo de ave.
-   4 pechugas enteras pequeñas.

Bechamel:

-   75 grs. mantequilla
-   75 grs. harina
-   500 grs. leche
-   Huevo y pan rallado para empanar
-   Aceite para freír

      


www.cuatroespecias.blogspot.com





























Preparación:

- Cocer las pechugas enteras en el caldo de ave. Retirar cuando estén blancas y dejarlas enfriar.

Bechamel:

- Derretir la mantequilla en una cazuela.

- Añadir la harina y dejar que se ligue. Cocer 1 minuto.

- Incorporar poco a poco la leche moviendo constantemente con varillas, para que no queden grumos. Salpimentar. Hervir 8 minutos aproximadamente hasta que esté muy brillante.

- Meter las pechugas en la bechamel tibia hasta que estén perfectamente cubiertas. Retirarlas en una tabla y dejar enfriar. También como se pone en las fotos, en un plato y poner encima la pechuga, que cubriremos con mas bechamel. Dejar enfriar.

- Empanar las pechugas pasándolas por huevo y luego por pan rallado.

- Freír en aceite caliente.

- Para conservar la bechamel se pone en un cuenco. Por encima ponemos un poco de mantequilla y la tapamos con papel transparente metiéndolo en la nevera. Para volverlo a utilizar, revolver con esa mantequilla y añadimos leche.

- Para conservar los huecos cocidos: se cuecen en agua hirviendo sin sal, se pelan, se ponen en la nevera en un bol que los cubra el agua con sal.



Introducción:

- La bechamel, base de este plato, es una salsa básica de cocina compuesta por una mezcla cocida  de mantequilla y harina en partes iguales y leche.

- Plato de cocina típico francés, aunque no se descarta que este tipo de preparación naciera espontáneamente en varios países.

Técnica:

Bechamel: Cocer lentamente la mezcla de harina y mantequilla sin que llegue a tomar color. Mover con varillas mientras se añade la leche.

- Dejar cocer a fuego suave no menos de 5 minutos, para evitar el sabor de harina cruda. Tiene que hervir la leche y brillar.

Pechugas: cocer enteras las piezas para que guarden la forma. Dejar enfriar y cortar en 2 ó 3 partes, si fuesen muy grandes. Sumergir en la bechamel y dejar escurrir en una tabla o en una rejilla.

Rebozado: Pasar por huevo batido, dejar escurrir, pasar por pan rallado y dar ligeros golpes para que caiga el exceso de pan. Repetir la operación si se quiere una corteza más gruesa y crujiente.

Variaciones:

- Bechamel: Según se quiera más espesa o clara usaremos para cada litro de leche: sal, pimienta- nuez moscada.

a)130 grs. mantequilla + 130 grs. harina (croquetas, rebozados...)

b) 90 grs. mantequilla + 90 grs. harina (salsas derivadas)

c) 50 grs. mantequilla + 50 grs. harina (pastas italianas)

- Se pueden crear diferentes salsas añadiendo salsa de tomate, queso, puré de cebollas asadas o estofadas, nata, etc.

- Podemos no cocer la pechuga y filetearla fina envolviéndola en crudo. Se obtiene pechugas mucho más pequeñas pero más jugosas.

- Con la técnica de las pechugas y variando el producto principal podemos hacer: huevos, medallones de carne sobrante de un cocido, San Jacobo...

Conservación:

- Durante 2 días en nevera antes de freír y varios meses en congelador, teniendo la precaución de dejar descongelar el interior antes de freír.


Espero de todo corazón, haber aportado algo interesante este día.

27 comentarios:

  1. Mira qué me gusta esta receta!!!! Son deliciosas así las pechugas!!! Gracias por tus consejos, son verdaderamente útiles!!!!
    Besitos guapa....

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tienen una pinta espectacular! Eso y una ensaimada y ya tenemos el menú completo :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que son realmente ricas ricas Any
      Besos con mas especias

      Eliminar
  3. Hace siglos que no las hago y eso que me gustan a rabiar, pero es que son tan laboriosas ......... las tuyas te han quedado perfectas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo si las hago con cierta frecuencia, a mis hijos les encantan!
      Un beso Rosa

      Eliminar
  4. Esta entrada de hoy no sabes lo bien que me viene, porque en casa les encantan!!! y es cierto que a veces dudo en cosas como si las podría congelar, o si me aguantan de un día para otro.. así que mil gracias!
    Un beso y feliz fin de semana (largooo)

    ResponderEliminar
  5. Si te digo que era mi plato favorito de adolescente y que siempre venía con mi padre a Vigo lo pedía en el restaurante del Corte Ingles ...nunca las hice y mira que me gustan .Estupendo recordatorio...las voy a hacer rápido ...buen finde ,,besos

    ResponderEliminar
  6. Desde que probé por primera vez esta receta me enamoré de esta manera de comer pollo

    Me gusta mucho cómo has articulado la receta

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Con lo que me gusta el bechamel estas pechuguitas estarán de vicio. Las ensaimadas nunca las he comido, tengo que probar. Un besiño.

    ResponderEliminar
  8. Elena, qué cosa más rica. Nosotras casi nunca las hacemos porque nos parece que dan trabajo, pero te han quedado tan buenas que lo vamos a intentar.
    Ah! Y gracias por tus consejos: son de lo más didáctico..
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Aunque tienen mucho curro, están tan ricas que quién puede resistirse?? Yo hace tiempo que no las hago y me las has vuelto a recordar. Te dejo que voy a comprar pechugas, jeje
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  10. Así enteras son más vistosas, pero me quedo con las fileteadas. Besos

    ResponderEliminar
  11. Ummmmmmmmm buenisimas¡¡¡¡ tomo nota de las ensaimadas de abajo, que tengo que hacerlas, ya te contare, bicos

    ResponderEliminar
  12. me gusta mucho esta receta, y lo mejor es que se puede aplicar a otros productos


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  13. No sabes lo bien que me viene esta receta!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Mira que llegan a estar buenas estas pechugas

    ResponderEliminar
  15. Es una receta que me gusta mucho y la he probado con otras carnes y hasta con pescado. Y siempre se terminan todo lo del plato.
    Besinos

    ResponderEliminar
  16. Hummmmmm, deliciosas e perfeitas!!! Era capaz de comer meia dúzia delas agora mesmo!
    Besitos ;)

    ResponderEliminar
  17. Hola Elena.
    Me encanta ver como vas publicando riquísimas recetas.
    Ultimamente no tengo casi tiempo y estoy poco en el Ordenador.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  18. Una pinta riquísima la que tienen esas pechugas!! Me encantan Elena!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  19. Muy ricas y perfectamente hechas. Besos.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué buenas!, lo que pasa es que en casa hemos "frenado" el consumo de bechamel, jajaja, porque somos capaces de comérnosla de la cabeza de un tiñoso y NO PUEDE SER!!!!
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  21. que bueno Elena! me las apunto que los niños seguro que les gustan
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Aunque tiene que estar buenísima, nunca he probado esta receta.

    ResponderEliminar
  23. Un tutorial magnífico. Fíjate que no las he preparado nunca en casa y eso que me gustan un montón. Es una manera de vestir de fiesta la pechuga con ese nombre tan pomposo no? jeje
    Un abrazoteee!!

    ResponderEliminar

No participo en cadenas ni concursos, no tengo tiempo, pero me encantará seguirlos y verlos!

Me encanta que me dejes tu comentario....es mi mejor vitamina.