sábado, 19 de febrero de 2011

EL DULCE DE NIEVES Y LAS CAÍDAS AL PILÓN

Eran otros tiempos, nada de ordenadores, nada de móviles, ni por supuesto video juegos, simplemente la 1 y la 2 con puntitos y... en blanco y negro.
Llenos de imaginación, con ganas de matar el tiempo, disponíamos de unas herramientas útiles para conseguir nuestro objetivo: la pita, el escondite, polis y cacos, las cartas, los juegos reunidos ¿jeyper?, las subidas a los árboles, las muñecas, las bicis y...lo prohibido.
Como prohibido era nuestro pasatiempo favorito: Cruzar el pilón de la ropa sin caernos al agua.


Al fondo de la finca, había una zona apartada, cubierta  por un tejado de madera de pino, que estaba formado por 3 pilones de agua.
Uno pequeño, al  que llegaba agua limpia y fresca de un  manantial y que salía por la boca de un león esculpido en piedra.
La verdad, es que siempre me daba un poco de miedo
 ¡¡ Era tan grande y real!!


De este pilón, pasaba el agua, a otro segundo pilón denominado "de aclarado". Con casi 2 metros de ancho y otros 6 de largo, éste, era gemelo, del 3º, denominado " del agua sucia". Ambos se separaban por un delgado tabique de cemento, de unos 10 cm de ancho.


¿A que ya sabéis lo que hacíamos?. Pues sí.


Pese a que lo teníamos totalmente prohibido, uno a uno, todos los primos y hermanos, íbamos pasando por el medio de los 2 pilones, intentando guardar el equilibrio para no caernos al agua, pero...casi siempre acabábamos cayendo y AL DEL AGUA SUCIA!!!
Muertos de frío, con la humedad calando los huesos y esperando una buena bronca y el castigo pertinente, volvíamos a la casa familiar, donde, tras los primeros gritos de riña, Nieves, el ama de llaves , pero  mi querida e incomparable Belles, así la llamaba yo, nos ofrecía un plato con su dulce.


Elaborado por ella misma, desde primeras horas de la mañana, con mucho mimo,  paciencia y amor maternal.


Ponía al calor de la cocina de hierro y carbón, 3 litros de leche de vaca recién ordeñada por los jornaleros de la finca, encargados del establo que estaba situado al fondo y bien lejos de la casa.


Esta leche se calentaba lentamente con  su mismo peso en azúcar. 
Al mismo tiempo que se removía, la leche se iba cociendo hasta adquirir un color  tostado  y una textura cremosa, algo densa. Lo aromatizaba con un poco de vainilla, de rama y tras casi 6 horas, terminaba de hacer, algo realmente exquisito.


Lo increíble, era que este postre daba la sensación de estar recién hecho cuando volvíamos de esta travesura.


Ese frío que teníamos dentro y esa humedad que nos había calado, desaparecía lentamente tras tomar las primeras cucharadas de su dulce.
Era precisamente el  azúcar y propia grasa de la leche casera, lo que hacía que nos recuperásemos de la mojadura de siempre.
Tras una promesa de no volver a repetirlo y que, al menos yo nunca cumplía, venía un baño de agua caliente y una nueva muda.
Sabe Dios la cantidad de veces que me habré caído ahí, pero fueron tantas como para no haberlo olvidado.


Recuerdo ese frío intenso en mi cuerpo, esa humedad en mis huesos y mis pies helados. Pero también ese dulce de Nieves, de mi insustituible Belles, quien siempre estaba ahí para ayudarme, quien hasta sus 92 años estuvo a mi lado, quien vio nacer a mis 2 hijos mayores y  a quien le debo casi todo lo que soy.
A ella,  a una de las personas que mas he querido en mi vida, dedico hoy este post.


DULCE DE NIEVES:


3 litros de leche entera o preferiblemente casera
su mismo peso en azúcar
una vaina de vainilla


Elaboración:
Mezclar todo y poner al fuego bajo, e ir removiendo con cierta frecuencia hasta que pasadas unas horas, empiece a tomar un color tostado oscuro u textura cremosa.
Se puede consumir fría, caliente o templada.
En cámara o nevera aguanta al menos una semana.
Se puede tomar sobre tostadas de pan, variante para meriendas.




foto tomada de internet

77 comentarios:

  1. en mi casa también tenemos un pilón que de pequeños era nuestra piscina, porque es amplio y tiene 4 departamentos y lo mejor era bucear de un departamento al otro, que recuerdos. Me pasa igual que a ti.

    :)

    ResponderEliminar
  2. La cocina de mi abuelo: que rapidez, acabo de colgar el post ,hace segundos, pero me ha encantado verte por aquí.
    Me imagino que tendrás infinitos recuerdos de esos pilones, pero si te dejaban bañar, es que estaban limpios, no como los míos jaja
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Si de pequeños no hiciésemos travesuras, de mayores no tendríamos anécdotas graciosas de la infancia que contar!
    Me ha parecido muy curioso el color que coge este dulce, sólo con leche, azúcar y vainilla, si parece como de chocolate!
    Besos,
    Nasy

    ResponderEliminar
  4. Este postre me recuerda al dulce de leche, es parecido no?.

    Nosotros por aqui no teniamos auga por ningún lado, jejje, aquí todo era sierra de secano, pero vamos ya nos buscábamos fuentes o sitios para acabar también empapados.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Nosotros también teníamos pilones, y claro que estaban limpios, que veranos mas maravillosos. Los dulces una delicia.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. El dulce es una maravilla que a mujer la encanta. Los pilones los recuerdo en mi infancia, utilizábamos para bañarnos y los pasábamos genial, todavía existen en mi pueblo algunos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Una historia entrañable, yo nunca me tiré en pilones, pero todos hemos hecho cosas por las que sabíamos que nos iban a reñir... "el peligro" era bastante más excitante que el temor al castigo, verdad?
    Ese dulce es un lujo, me llevo la receta con tu permiso para intentar repetirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Sofritos y refritos: el color se debe a la lenta caramelización que sufre la leche con la presencia del azúcar y durante tanto tiempo al fuego.
    Y si, creo que hice demasiadas travesuras, no paraba quieta.Besos.

    Hola josé Manuel:
    La verdad es que son muy parecidos, el dulce de leche no lleva vainilla y dudo que lo hagan con leche de vaca auténtica, pero se consiguen con otras leches como la condensada, dulces, que aunque no son el de leche propiamente dichos, son parecidos. y Estabas en secano?
    Pobre, menudo calor pasarías jaja
    Muchas gracias por visitarme.
    Un abrazo.

    Rocio y José manuel:
    En vuestra zona son muy típicos las albercas, que antiguamente se utilizaban para recolectar agua, para animales o cosechas, de ahí que aún se vean algunos.
    En Galicia, con tanta lluvia, sólo eran para lavar la ropa y para poco más.
    Un beso a los dos.

    Gracias a tod@s por vuestra visita.

    ResponderEliminar
  9. Como siempre, nos han gustado tus recuerdos, tus historias, y vivencias.

    Nosotros somos de antes de la television y de jugar, pero en la calle, en los pilones abandonados y arroyos que había entonces por Madrid.

    No nos extraña que quisieras a Nieves y a ese dulce tan maravilloso.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  10. y tú crees que podría hacerse en thermomix? me ha encantado tu historia y la receta, es de no olvidar

    ResponderEliminar
  11. Grazie mille per il tuo messaggio che mi ha permesso di scoprire il tuo bellissimo blog!
    anche io non capisco bene lo spagnolo ma ho usato google translate!:))
    torno a trovarti spesso e con piacere!
    buona notte, Barbara!

    ResponderEliminar
  12. Deve ser muito bom!:)

    Bom Domingo!

    Beijinhos da Formiguinha

    ResponderEliminar
  13. Yo también pienso que eran esos tiempos mucho más divertidos sin vídeo juegos ni nada de eso, jugando al aire libre.
    Esos recuerdos te acompañan toda la vida, son maravillosos, me alegra que los compartas.
    Este dulce de leche tiene una pinta magnífica, dan ganas de caerse en el agua para poderlo comer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Caminar sin gluten:
    Hola Ana y victor, miles de gracias por vuestras palabras. Efectivamente Nieves fue en mi vida a todos los efectos como si fuese mi madre. Creo que no se puede querer mas a alguien de lo que yo la quise a ella. ya os iré contando cosas donde ella siempre es la protagonista.
    Muchos besos a los dos.

    delantal:
    Si tengo el termomix, en realidad tengo en la escuela de hostelería todos los modelos, pero nunca lo hice en él. Creo no obstante que si se puede hacer, se puede controlar la temperatura a 80 grados, que sería bastante buena y dejarlo al menos unas horas funcionando, no se cuantas, dependerá de la leche y del azúcar que pongas, pero casi seguro que si que se puede. Besos.

    Cucina di Bárbara:
    Grazie mille per il tua visita al mio blog. ma io tampoco non capisco bene le italiano, non lo parlo, ma un picolo si lo entiendo.
    Grazie per tutti e buona notte.

    formiguinha:

    e que foi muito bom!:)
    Obrigada pola tua visita.
    Bom Domingo!


    La cocinera de Betulo:
    Realmente si que eran tiempos mucho mejores, más sanos y más divertidos. Tanta tecnología nos está matando una parte de nosotros.

    besos a tod@s y gracias por vuestras visitas.
    Beijinhos da Formiguinha

    ResponderEliminar
  15. Caminar sin gluten:
    Hola Ana y victor, miles de gracias por vuestras palabras. Efectivamente Nieves fue en mi vida a todos los efectos como si fuese mi madre. Creo que no se puede querer mas a alguien de lo que yo la quise a ella. ya os iré contando cosas donde ella siempre es la protagonista.
    Muchos besos a los dos.

    delantal:
    Si tengo el termomix, en realidad tengo en la escuela de hostelería todos los modelos, pero nunca lo hice en él. Creo no obstante que si se puede hacer, se puede controlar la temperatura a 80 grados, que sería bastante buena y dejarlo al menos unas horas funcionando, no se cuantas, dependerá de la leche y del azúcar que pongas, pero casi seguro que si que se puede. Besos.

    Cucina di Bárbara:
    Grazie mille per il tua visita al mio blog. ma io tampoco non capisco bene le italiano, non lo parlo, ma un picolo si lo entiendo.
    Grazie per tutti e buona notte.

    formiguinha:

    e que foi muito bom!:)
    Obrigada pola tua visita.
    Bom Domingo!


    La cocinera de Betulo:
    Realmente si que eran tiempos mucho mejores, más sanos y más divertidos. Tanta tecnología nos está matando una parte de nosotros.

    besos a tod@s y gracias por vuestras visitas.
    Beijinhos da Formiguinha

    ResponderEliminar
  16. Yo tambien jugue sin tecnologia.....y que mejor que subirse a los arboles y escapar de los amigos en el campo!!....coleccionar lagarijas, aranas y otros bichos.....al leer la receta se parece a lo que en Chile llamamos manjar o en Argentina dulce de leche.....queda igualito!.....y el sabor....una delicia....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  17. creo que antes los juegos eran mejores porque participaba mucho mas nuestra imaginación,nosotros también teníamos nuestro pilón,nuestros arboles donde trepar,nuestras escapadas al huerto donde compartiamos una sandía acabada de recoger y partida por una simple piedra,para mi. esos momentos los mejores.la receta muy buena.un beso

    ResponderEliminar
  18. Hola Elena
    Que buenos recuerdos me has hecho volver a mi mente.. Un dulce fàcil pero seguro que delicioso! Besos

    ResponderEliminar
  19. Muy rico el dulce de leche!!!!
    Es cierto que los niños siempre quieren hacer lo prohibido! qué bonita historia nos has contado!
    Besicos

    ResponderEliminar
  20. Bonita historia y estupenda receta
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Boas, Elena. En primeiro lugar, parabéns pola nova xeira do blog, que sobrepasa a idea común das receitas para aportarnos moito máis. Preciosos os post.
    En segundo, pedirte que se tes un momentiño lle botes unha ollada a isto, que ten bastante a ver co que ti mesma escribes.
    http://etxeoquehai.wordpress.com/2010/11/04/lembranzas-de-amendoas/

    Se te interesa existen dous post adicionais, un co apéndice gráfico e o outro coa banda sonora. Tamén hai tradución ao español na sección correspondente.

    Espero de corazón que resolveras eses problemas de saúde.

    Unha aperta.

    ResponderEliminar
  22. POr suerte para mi, vivo rodeada de agua, aunque algunas veces llega a agobiar, vivo en Ibiza, y me encanta mi Isla, tenemos un pequeño barquito que en verena hace nuestras delicias al pasar los fines de semana en el mar, y en invierno lo usamos para ior a pescar..
    EL dulce de leche me gusta casi tanto como mi Isla jajaja.
    UN besito y feliz domingo

    ResponderEliminar
  23. Entrañable como siempre. Y ese dulce de leche que encanta.
    Feliz domingo

    ResponderEliminar
  24. Bueno, lo de lo pilones no lo conozco aquí, pero veo que los recuerdos de la infancia suelen parecerse y tener la misma "peligrosidad": un puente estrecho,por donde pasaba un tren de mercancias; nuestra "proeza" era esperar la llegada del tren procurando mantenernos lo más apartado de la vía, cosa que no era tan fácil en un margen que sólo se podía medir en centímetros. Claro es que los mayores en la familia nunca se enteraros de aquellas proezas . Ahora pensando en aquello entran escalofríos.

    Me ha encantado leerte.

    ResponderEliminar
  25. Que dulce más sencillo, tiene que estar riquísimo. ¿El azúcar debe de estar caramelizado verdad?
    Vamos descubriendo cosas nuevas
    Gracias

    ResponderEliminar
  26. la entrada me ha encantado es tan bonita..... e ha recordado a mi infancia no esque sea muy vieja pero a mis 24 años e vivido muchas travesuras de ese estlo ademas mis abuelos tenian un campo eh imagiate lo que yo jugaba alli con mis primos y amigos, era un paraiso y solo con palos , arena y campo no necesitabamos nada mas para divertirnos .

    sigue con este blog adelante porque es genial y el dulce delicioso un beso preciosa

    ResponderEliminar
  27. Hola!
    Me encanta el dulce de leche untado en pan integral.
    http://elbocadodelahuerta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  28. Elena; Esto si que era divertirse..., yo de pequeño, recuerdo la plaza que aún existe al lado de mi casa -Plaza del Sol- y los ratos que me pasaba, jugando a la peonza haciéndola bailar tiràndola con todas las fuerzas que tenía en el brazo, para escuchar el zumbido que salía de ella... estas peonzas y de más juegos, me salían muy baratos, pués en mi casa teníamos tienda de baratijas,canícas de barro, caramelos y similares y mi abuela me lo daba para que yo así hiciera "marketing" en la calle... acabado "mi trabajo" me obsequiava con un pan con vino o también con un buen pan con chocolate, escaso en aquellos tiempos... pero que buenos recuerdos, no?

    En tu caso, Elena, valía la pena "caerse" en el agua para después la ama de llaves Belles te recompensara con este espectacular postre¡¡
    Buen provecho Elena¡¡

    ResponderEliminar
  29. Helena; Tot aixó, sí que era divertir-se... jo de petit, record la plaça que encara existeix al costat de casa meva –Placa del Sol- i les estones que hi passava, jugant a la baldufa fent-la ballar tirant-la amb totes les meves forçes que tenía al braç, per escoltar el brunzir que sortía d’ella... aquestes baldufes i altres jocs, em sortíen molt baratos, doncs a casa teníem tenda de fireta, caníques de fang, caramels i similars i la meva àvia m’ho donava perque jo així feia “marketing” al carrer... acabada “la meva feina” m’obsequiava amb un pa amb vi o també amb un pa amb xocolata, escasa en aquells temps... però que bons records, no?
    En el teu cas, Helena valía la pena “tirar-se” a l’aigua per després la majordona Belles et recompensaría amb aquest espectacular postre¡¡
    Que vagi de gust Helena¡¡

    ResponderEliminar
  30. Yo me he criado en una ciudad, en un piso... así que este tipo de relatos me encantan!! Porque yo no se lo que son esos juegos!! Este dulce de leche tiene una pinta genial!!!! Un beso.

    ResponderEliminar
  31. foodtraveandwine:
    Realmente es lo mismo o al menos muy parecido. En Galicia, tras la guerra civil, y con el hambre en todas las casas, siempre disponíamos de vacas en las fincas y de leche por tanto. añadir algo de azúcar no era tan complicado, pero la vainilla, no siempre estaba al alcance de todo el mundo. Como ves, es más o menos lo mismo en países diferentes. Besos.

    Debuen comer y algo más:
    Es cierto, hoy se ha perdido parte del encanto de antaño. Nuestros hijos, ya no saben jugar así, todo es tecnología. Gracias por tu comentario.

    La cuina déric.
    Hola y gracias por tu visita. !que épocas aquellas !! volvería ahora mismo si pudiera.
    un abrazo.

    Mary lou.
    hasta mis hijos cuando eran pequeños tenían debilidad por todo lo prohibido, supongo que es inevitalble. Besos.

    Pilar: gracias como siempre.

    Hetxeoquehai:
    Me pasaré sin falta por tu blog, te lo prometo y si, que razón tienes en lo que dices.


    Rosa:
    El agua también tiene sus encantos como nos mencionas, pero la tierra, también. Besos.

    Curra: muchas gracias, me gusta que te agrade. Un beso.

    Pilar moreno Wallace:
    Me parece peligrosísimo lo que hacíais vosotros, menudo riesgo, pero seguro que en aquella época no se lo veíais. Besos y gracias por tu comentario.

    Narcis civil:
    Efectivamente, al pasar el tiempo, el suero de la leche se va evaporando y nos va quedando entre otras cosas, la grasa de la leche, que al juntarse con el azúcar, éste empieza a caramelizarse y le va aportando ese color dorado-marrón tan característico del caramelo.
    Muchas gracias Narcis por pasarte por aquí. Un abrazo.

    Cristina.
    con tus 24 años estás en lo mejor de la vida y evidentemente, no has conocido la época de la que hablo, pero tenía su encanto. Un besote.

    Mijú:
    Es tan rico...que hasta sólo y en cuchara. Besos y gracias.

    Joseph: gracias ante todo por la traducción, casi entendí todo, pero por ejemplo el nombre de la peonza no lo conocía. Es todo un detalle.
    Y me alegro de que hayas disfrutado de esa etapa tan buena, e inocente, pero también peligrosa, en la que hacemos tonterías sin saber las consecuencias que tienen.


    Como siempre: miles de gracias a tod@s por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  32. Una historia hermosa, endulzada con ese final de receta, una delicia-

    ResponderEliminar
  33. La mojadura merecía la pena aunque hubiera castigo porque el reconstituyente de este dulce de leche de la Sra. Nieves en un segundito se convertía en el mejor de los bálsamos para recuperar cuerpo y espíritu.

    Allá dónde esté seguro que se ha reído recordando tus travesuras .

    Besinos mil guapa.

    ResponderEliminar
  34. Gracias por tu visita!
    Se te puder ajudar a dominar a cozinha portuguesa fico muito contente. Espero sempre pela tua visita e por te ajudar em qualquer duvida que tenhas.

    Este dulce de nieves parece delicioso, tenho que tentar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Gracias pela visita!!!
    Um beijo.(Maria)

    ResponderEliminar
  36. Es cierto que en ocasiones se quiere a personas tanto o más que a miembros de tu familia, es entrañable.
    Un dulce de leche extraordinario.
    Un beso Elena

    ResponderEliminar
  37. Olá Elena,

    Obrigada pela tua visita ao meu blog.

    Bom domingo :)))

    ResponderEliminar
  38. Gracias por tu visita!

    Eu estou a tentar aprender espanhol e gosto muito de Espanha!
    Se puder ajudar alguma coisa fico muito feliz!
    Vou começar a vir aqui ver as coisas por aqui, também gosto de aprender coisas novas de outros locais!
    Espero um dia poder conhecer-te!
    Muitos parabéns por um blog tão bom!
    Besos

    ResponderEliminar
  39. ciao!!!!!!!!grazie della tua visita!!!!!!questa ricetta è super deliziosa!baci!

    ResponderEliminar
  40. Gracias por visitarnos. Espero que regrese

    Me gustó mucho tu blog

    ResponderEliminar
  41. E com muito agrado que recebi o teu comentario no meu blog, muito obrigado pela visita.
    Também ja visitei o seu, o que me encantou; ja me tornei seguidora.
    Gracias

    ResponderEliminar
  42. Me ha encantado tu entrada, es muy entrañable y una idea muy bonita mezclar recuerdos con recetas que evocan esos momentos. Probaré a hacer ese dulce, tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  43. Que entrada más bonita. Parece mentira que de un líquido el resultado final sea este postre tan rico.
    Besos

    ResponderEliminar
  44. CLAUDIA: muchas gracias


    BEGO (samira):
    La verdad es que si que merecía la pena el remojón y fueron muchos.

    SERGIO GOMES:
    Si que me ayudas con tus recetas y tus consejos,así que seguiremos en contacto. Muchas gracias.

    MARIA: gracias por venir.

    maria:
    Si que es cierto, a veces queremos más a quien nos cuida o nos cría que a los padres auténticos-

    ROMY:
    eu tamen quedo obrigada pola visita o eu blog.

    VICIANTE.
    Muchas gracias por tu ayuda, me vale de mucho y gracias por visitarme

    ResponderEliminar
  45. Federica:
    Ciao111
    Es un placer verte de nuevo por aquí, seguiremos en contacto. muchas gracias.

    Smsn-artes e ideas:
    Que alegría verte por aquí, es todo un honor. muchas gracias.

    le bonheur de la cuisine:
    Que agradables palabras, y seguire´tu blog muy de cerca, pero tienes que hacer este postre, merece la pena.


    Hola Inés:
    Hace casi 4 años que tengo blog, el primero lo cerré y después abrí este, pero en todo este tiempo, me había dedicado de forma anónima a difundir los conceptos gastronómicos desde el punto de vista profesional,y al final, después de muchas cosas, cambié todo.
    Le dí un nuevo enfoque y me encuentro más a gusto.
    Gracias por tus palabras-


    ROSER:

    Eso intento, ir mezclando sentimientos y recuerdos con elaboraciones culinarias que me los reuerdan.
    Gracias


    a tod@s muchas gracias por vuestras palabras

    ResponderEliminar
  46. Una historia entrañable y un dulce exquisito, alguna vez lo he probado y sabe a gloria!!!
    Bssss

    ResponderEliminar
  47. hola Elena, me encanta leer tus historias......y este dulce...promete ser un pecado!!!, intentaré hacerlo algún fin de semana....si me animo ya te contaré.
    Nosotros en casa teniamos (aun existe), un pozo, tapado con una trampilla metalica y candado.....pero siempre jugabamos a subirnos y dar saltos sobre la tapa....menos mal que nunca cedió!!!!

    bss!!!!

    ResponderEliminar
  48. olá. gostei muito do seu comentário.seja spr bem vinda ao meu blog e se precisar de ajuda com a gastronomia portuguesa esteja à vontade para perguntar. beijinhos

    ResponderEliminar
  49. Hola Elena. Tú descubriste a Laurita, de cocinax2, gracias al blog de la cocina del abuelo; y yo te he conocido a tí, gracias al blog de cocinax2 (Laurita). Me llamó mucho la atención tu comentario y tus apellidos, y decidí pasarme un ratito por aquí,a ver qué hacías.
    Y lo primero que he leido me ha gustado un montón. Lo que cuentas y cómo lo cuentas. Y el dulce también. Qué rico y qué fácil parece. Yo tenía ganas de hacerlo alguna vez, y creo que voy a quedarme con esta receta.
    Yo también me quedo por aquí, con tu permiso

    ResponderEliminar
  50. Hola, me encantó tu visita, vuelve en cualquier momento, voy a estar siguiendo demasiado, lo siento mi español, besos

    ResponderEliminar
  51. Hola nena, bien merecias el premio! lo que me he reido, si es que lo que no pase por esa cabecita a esas edades...
    Imagino que la tienes bien en la memoria, y así para siempre, la vida, gracias a dios, nos pone gente buena cerca.

    Así mismo hago yo el dulce de leche, horas y horas removiendo solo que con cantidades bastante más pequeñas. Es de las cosas más ricas...un besito de casi lunes.

    ResponderEliminar
  52. hola helena, ahora mismo vivo fuera de Vigo , pero a mi vuelta me apunto a un curso de aficionado seguro tengo un montón de ganas

    un saludiño

    ResponderEliminar
  53. Hola Elena, como estás? Vim agradecer a tua visita.
    Gosto da forma como escreves e colocas as tuas ideias, gostei da receita vou levá-la comigo;)
    Um beijinho e uma boa semana.

    cozinhadaduxa

    ResponderEliminar
  54. laurel.bis:

    gracias y si, es un dulce exquisito.

    Gupanla:
    hola, la verdad es que cuantas tonterías y peligros acometemos cuando somos niños, en tu caso, si se llegase a romper la trampilla, menudo problema!!!

    Artes da guisa:
    olá, eu tamén gostei muito do teu blog e dos teus comentários.
    sempre sejás bem vinda ao meu blog e moitas grazas pola ajuda com a gastronomia portuguesa.
    beijinhos.

    Mª de los Angeles;
    bienvenida, ya ves, unos y otros nos vamos conociendo, casi siempre por referencias de otros o por que vemos los comentarios de se van dejando y acabamos entrando.
    Me alegro de conocerte y te anoto para no perderme nada de lo que hagas.
    Muchas gracias por venir a conocerme.

    Casa com tudo dentro:
    Tu español es bastante bueno, mucho mejor que mi portugués, pero no importa, estaremos en contacto siempre que podamos y cambiaremos impresiones.
    bienvenida e obrigada pola tua visita.

    Sara: la verdad es que no me importaba el castigo, lo pasábamos tan bien, que lo demás quedaba en segundo plano y el postre, ya de por sí, borraba todo lo malo.
    Besos y gracias por tu visita.

    Hola Su.
    Encantada de que vengas a la Escuela de Hostelería, hacemos cursos tanto para profesionales como para gente aficionada que empieza de cero.
    siempre se aprende, hasta yo aprendo de los blogs, es un mundo que nunca acaba, eso sí, en la escuela, las técnicas que enseñamos, están bien estudiadas y no fallan. Merece la pena.
    Tienes mucha información en la página web de la escuela:
    www.harinablanca.com


    A tod@s muchas gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  55. Otra historia preciosa. Con cada entrada tuya consigues tocarme la fibra sensible y me encanta!! Estos dulces tienen que estar riquísimos! Me apunto la receta. Un abrazo, Paula

    ResponderEliminar
  56. Merecía la pena caer en ese pilón, es más, yo caería a propósito pensando en "el dulce premio" que me esperaba.
    Como siempre otra dulzura de relato :)

    ResponderEliminar
  57. Olá Elena!

    Fiquei muito feliz por ter estar a seguir o meu blog, vim retribuir a visita e que aspecto delicioso tem as suas receitas!! Que maravilha!
    Infelizmente eu na cozinha... n~~ao sou grande coisa, mas assim que faço qualquer prato saboroso e que me sai bem publico. Penso sempre se eu consegui fazer, qualquer pessoa consegue.
    Sou um desatre na cozinha!
    Goste mesmo é de decoração, tintas e pinceis, ahahah.

    Um beijinho grande

    Lúcia

    ResponderEliminar
  58. El dulce dorado es una delicia,mamá siempre lo hacía con leche recién sacada de la vaca y estaba mucho tiempo preparándolo, porque es lento de hacerlo para que quede manjar tostado claro,un lindo recuerdo para mí también,tu dulce se mezcla con tu linda historia de vida,me encantó.
    Sabes no sé si entendí mal,pero tú hablas de culinaria Portuguesa en el comentario,yo te aclaro que soy Chilena y mis recetas igual,abrazos y cariños.

    ResponderEliminar
  59. Hola Elena, me ha encantado el relato!!y me ha traído muchos recuerdos,porque yo tambien fui "nadadora de pilón", peor mi aficion llegaba haste l punto de hacerlo entre las sabanas mientras las lavaban...jeje ¡que tiempos, que divertido era!
    Y el dulce se hacia en casa también, ¡caramba!! me parece que lo huelo....la bisa vigilando la lumbre y la tia-abuela Mruja dándole vueltecitas y vigilandome a mi, "el tornado María"...
    Mil besos y sigue contandonos estas cosas.

    ResponderEliminar
  60. Elena,

    Muito obrigada desde já pelas suas visitas ao meu blogue! Fico muito contente por querer aprender algumas receitas portuguesas e seguir o meu blogue como inspiração :)
    Já sou seguidora do seu blogue, muitos parabéns! Este creme tem um aspecto bem saboroso!!

    Beijinhos,

    Paula - Portugal

    ResponderEliminar
  61. Muchas gracias por tu visita , ya que he podido conocer tu blog a cual me ha gustado mucho las recetas que tienes y con tu permiso me quedo de seguidora
    MIL BESOSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  62. Holitas Elena.

    Que bonitas historias nos cuentas. Haces rememorar nuestra infancia.

    Este dulce también se llama Dulce de leche o Manjarblanco y es riquísimo .

    Un besito y gracias por visitarme.

    ResponderEliminar
  63. Hola, Elena.
    Gracias pro tu visita en mi blog.
    Muchas veces nuestros recuerdos de niños estan conectados a las comidas, no?
    Me parece muy sensillo de hacer, esta receta, vou intentar!

    Una buena semana!

    ResponderEliminar
  64. Esté bien próximo y visítenos siempre que ella quiera.
    ¡Las felicitaciones y le agradece el afecto!

    ResponderEliminar
  65. Hola Elena, quiero agradecerte tu paso por mi blog y tu cariñoso comentario, aunque he tardado en venir a verte porque tengo muy poco tiempo, aqui me tienes visitando tu espacio y disfrutando mucho de lo que he visto. Me ha gustado mucho tu blog y el enfoque que le das a tus entradas, para mi la cocina esta unida a dulces recuerdos de mi infancia, de mi madre, de mis tías, tiernos recuerdos de niñez y creo que por eso me he sentido muy identificada contigo.
    Cuentame como seguidora de tu blog pero sobre todo si quieres como amiga, vendre a leerte siempre que pueda aunque a veces no te deje comentarios.
    Un beso enorme, recuperate del todo y cuidate mucho

    ResponderEliminar
  66. ay, qué rico!!! tengo que probar a hacerlo... sin embargo no recuerdo muchas travesuras de infancia... siempre fui una niña buena, descubrí un tanto tarde que era más divertido ser mala, eso sí, recuperé el tiempo perdido, >:-)

    ResponderEliminar
  67. Una historia preciosa. Creo que el agua siempre ha sido algo atractivo para los niños y una gran preocupación para las madres.
    La cremita, deliciosa!!
    Sin duda una riquísima merienda.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  68. elena
    vim conhecer o teu blogue e conhecer-te também. além da cultura assim também se aprende língua eu espanhol e tu português,
    deixa que te diga que vives numa zona que eu adoro
    galicia. só o nome me encanta
    estive em lobeiras AROSA no ano passado. adorei
    conheço também praya de leis
    e todo o norte. é das zonas mais bonitas de espanha. kis :=)

    ResponderEliminar
  69. Gracias Elena por tu visita!

    Besos desde Portugal!!

    ResponderEliminar
  70. Estos 2 últimos días, no he tenido apenas tiempo, por tanto hoy os doy las gracias en general a tod@s los que habeis entrado a visitarme.
    Miles de gracias

    ResponderEliminar
  71. Que bueno es contar con gente como tu Nieves tan cerca, verdad?

    Y el dulce..., uf!, como debía de estar aquello, madredelamorhermoso!!!!

    ResponderEliminar
  72. Qué rico y dulce este postre, yo recuerdo el pilón de los padres de una amiga, en el pueblo, porque me pasa como a José Manuel que en casa de mi familia (Córdoba) el agua en verano no se veia por ningún sitio. Besos.

    ResponderEliminar
  73. Elena no solo de los pilones ..tambien de las numerosas travesuras ..y de las risas y de los amigos que han compartido estas diversiones y despues se sentaban alrrededor de la cocina de hierro a calentarse ..por lo mojados que veniamos de jugar con el agua ..en fin que epocas de pasarlo tan bien ...Este dulce de leche no sabia como se hacia ..pero tomo nota ..
    Seguro nos vemos esta mana ..te aviso antes ..BESOS MARIMI

    ResponderEliminar
  74. Un dulce extraordinario y una preciosa historia. Muy bonita dedicatoria la de hoy.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  75. gracias por vuestras visitas, a tod@s en general,

    Me encantaría dedicaros a todos algo en particular, pero no es mi mejor momento.
    Sólo el hecho de que me visiteis, me ayuda a seguir adelante.

    Muchos besos y abrazos a tod@s.

    ResponderEliminar
  76. este dulce de leche se ve absolutamente amaravilolso, besos, gloria

    ResponderEliminar
  77. GRACIAS, APENAS ME QUEDA TIEMPO, PERO MILES DE GRACIAS

    ResponderEliminar

No participo en cadenas ni concursos, no tengo tiempo, pero me encantará seguirlos y verlos!

Me encanta que me dejes tu comentario....es mi mejor vitamina.